miércoles, 1 de octubre de 2014

PRESENTACION Y BIENVENIDA AL SEMINARIO 5 EPT

ACTUALIZACION ACADEMICA. “SENTIDO Y FUNCION DE LA ESCUELA: CONSTRUCCION DE UNA EDUCACION PARA TODOS


TERCER TRIMESTRE: OCTUBRE a DICIEMBRE  de 2014


SEMINARIO 5
“RESIGNIFICANDO LA EDUCACION  EN LOS NUEVOS ESCENARIOS: Demandas actuales  y nuevos contenidos del curriculum”

DETALLE DE CLASES Y PRESENTACION DE TUTORA

CLASE 1: EL CAMBIO EDUCATIVO PARA LA CONSTRUCCIÓN DEMOCRÁTICA DE LA SOCIEDAD

CLASE 2: LA PARTICIPACIÓN: tema actual que permea la educación

CLASE 3: DEL REGLAMENTO INTERNO A LOS ACUERDOS DE CONVIVENCIA

CLASE 4: EDUCACIÓN SEXUAL INTEGRAL: SU BASE, LOS DERECHOS HUMANOS

TRABAJO FINAL DE ACREDITACION.

  
Profesora/Tutora: PROFESORA CINTIA LUCERO

RESIGNIFICANDO LA EDUCACION  EN LOS NUEVOS ESCENARIOS: Demandas actuales  y nuevos contenidos del curriculum.

FUNDAMENTACIÓN DEL ESPACIO
 La relación currículum sociedad se encuentra signada por las demandas de la época y del grupo o los grupos  que la sostienen.
Podemos decir que el currículum escolar es una narrativa que contiene una síntesis cultural construida a partir de procedimientos poco transparentes donde “la tradición selectiva” continúa operando con exclusión de grandes caudales de conocimiento que no son reconocidos como legítimos, por ejemplo el conocimiento tradicional. Se trata de un territorio de negociación donde solo unos pocos han sido convocados a establecer las convenciones.
Se requiere de una verdadera innovación curricular para dar paso a una propuesta que dé cabida a la incertidumbre y a las nociones de proceso y de complejidad, que no pretenda seguir reduciendo el problema a fenómenos discretos y en el que el conocimiento no se continúe presentando como producto, pese a que se sostenga que es un proceso.
Vale decir que el problema no concierne solo al campo curricular sino al diseño de la institución escolar en su conjunto, donde el currículum representa el canon.
Por lo mismo, si aceptamos el hecho de que toda la propuesta pedagógica implica un proyecto político manifiesto o no, una reorientación de los proyectos educativos y una resignificación del vínculo currículum-sociedad tiene, que partir por deconstruir los discursos que sostienen los proyectos que se encuentran agazapados en nuestros sistemas educativos y que se expresan en los currículum no sin contradicciones inherentes. Educar es crear las condiciones de experiencias en las cuales nos “eduquemos” las varias generaciones que coexisten en un tiempo, esto rompe con la vieja idea de la transmisión de contenidos de una generación adulta a otra más joven, como lo señaló  Durhkeim. Eso conlleva una reconstrucción de los saberes  conocidos, para reinventarlos como vivencias de la experiencia en este espacio y este tiempo.
La educación no se puede reducir a la alfabetización como escolarización que forma sujetos normalizados, homogeneizados, sino por el contrario, la educación se constituye en proyecto político-cultural que permite la alfabetización crítica y política, como decía Freire, que proyecta un tipo de lectura de la realidad regional, pensando a la región y al sentido de lo regional como un espacio simbólico, como modo de posicionarnos en y ante la sociedad de la información.
Si bien en el plano conceptual del currículum las propuestas del aprendizaje ya dan cuenta de que la cultura es una articulación de los aprendizajes, su ejecución tiene que repensarse política y culturalmente para superar esta dimensión cultural, entendida esta última como las paradojas, problemáticas de poder y potencialidad cultural, que se erigen como todo un reto.
Pretendemos andar hacia allí en materia de currículum, tejiendo teoría y experiencias cuya apuesta sea precisamente el debate y la resignificación de la relación currículum-sociedad.
Este posicionamiento conlleva el sentido cultural de la sociedad intercultural de la información, cuando se reconoce la distinción entre usar información uy producir conocimiento. La información está ahí pero el conocimiento es social y discursivamente construido mediante la relación currículum sociedad, para dialogar desde aquí  con la sociedad de la información como proyecto cultural.
La educación nos exige ante todo el compromiso de la alfabetización que toque el sentir y las necesidades de los sujetos, su pensamiento alerta sobre la importancia de una reflexión práctica del acto de enseñar y del acto de aprender.
Desde este espacio se pretende que los docentes  incorporen en sus prácticas pedagógicas los saberes necesarios para la formación plena e integral de la afectividad y la sexualidad de sus alumnos y alumnas.  Del mismo modo, es necesario que este tema se incorpore o se encuentre incorporado explícitamente en los currículum de formación inicial de docentes, de manera que las futuras generaciones de profesores egresen habilitados para integrar la educación sexual en su quehacer educativo.
Asimismo, para propiciar la vivencia de la democracia en la cotidianeidad, la educación es una tarea fundamental en este esfuerzo. Es que vivir en democracia, es vivir conforme a los derechos humanos, implica conocimiento, actitudes, habilidades que se aprenden del mismo modo que reconstruye el modo de vida basado en el autoritarismo.
Una Educación para la Ciudadanía, pedagógicamente, precisa no sólo enseñar un conjunto de valores propios de una comunidad democrática, sino estructurar el centro y la vida en el aula con procesos (diálogo, debate, toma de decisiones colegiada) en los que la participación activa en la resolución de los problemas de la vida en común, contribuya a crear los correspondientes hábitos y virtudes ciudadanas. La configuración de la institución escolar como un grupo que comparte normas y valores es, por eso, el contexto adecuado para una vivencia y aprendizaje de la ciudadanía, lo que requiere también acciones paralelas en la familia y en la comunidad. Esto exige una acción conjunta a través de un proyecto educativo y de la práctica docente cotidiana, especialmente mediante la tutoría. Una educación democrática, en el doble sentido de educar para la democracia y educar en la democracia debe ser constitutiva, como fin y como medio, de la educación pública.
Retomando los aportes del discurso contemporáneo pero dialogando con la voz activa del pensamiento pedagógico como rica experiencia. Solo entonces podremos producir nuevos sentidos sobre la educación…

Espero la ACTUALIZACION de sus PRESENTACIONES en el espacio de COMENTARIOS de esta BIEMVENIDA y una síntesis de su VALORACION del camino recorrido hasta el momento en esta ACTUALIZACION ACADEMICA.
                                                             BIENVENIDOS/as
                                            CINTIA  OCTUBRE DE 2014